domingo, 12 de abril de 2015

UNA SEÑAL

Una señal indefensa, enmascarada
los pasos a otra dimensión
el aire, al viento, no le opone resistencia
viene para anunciar el infinito
cuando los huesos cristalizan no existe agonía.
Hay una vírgen en la escalera
sus apariciones son desgarradoras, aturden
pero aún así no se detiene, se derrite siendo yo como era nunca nadie
a un presente que ya ha pasado
el futuro no le importa
es sólo de diamantes la escalera
el pasado ya ha pasado y se ha creado
de su estigma brota una raíz.
Viaje al infinito
ahora desaparece de nuevo
se pasea sin pudor
por las ramblas anegadas
formas parte de mí como el polvo es de la tierra
echas los pájaros a volar
la ropa a lavar
mientras nadas en los vacuos fondos 
tus pies ya no tienen forma
tus corvas forman una pareja perfecta que se declara en ruinas.
Ya no es tiempo de surgir
ahora es tiempo de enterrar un hacha que te persigue
de una guerra que no es tuya Ni mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nueva gota